top of page

¿Quién o qué es Shiva Shakti?

¿Cómo activarlos internamente a través de la práctica?

¿Se refiere Shiva a los hombres y Shakti a las mujeres?


En este artículo, que es más una reflexión compartida, ahondaremos en estas preguntas y más.


No es una respuesta sencilla si atendemos a los legados que nos han dejado diferentes tradiciones y linajes de India a lo largo de la historia.


El mismo término, Shiva Shakti, se ha manejado para referirse a diferentes conceptos. Vamos a ver un mapa general de a qué nos referimos cuando nombramos Shiva Shakti, y más en particular dentro del Tantra Tradicional, en el Shivaísmo de Cachemira y bajo una mirada Shakta no-dual.


Lo primero, es necesario diferenciar los personajes mitológicos, donde a través de historias Shiva y Shakti toman la forma de avatares, y viven experiencias recogidas en los textos antiguos.



Estos personajes mitológicos nos ofrecen una explicación vivencial y simbólica de diferentes aspectos filosóficos y cosmogónicos profundos, y los diferenciamos del Shiva Shakti que expresa una realidad Absoluta y sin forma del principio divino.


Veamos un poco más en profundidad ésto comenzando por aquí:


Cuando hablamos de la creación universal, de la creación de todo lo que existe, la cosmovisión de India no inicia en el concepto de que fue creada de una nada, de un vacío sin más.


Partimos de un principio divino inmanifestado, eterno, absoluto, una conciencia pura, una inteligencia universal, que aunque en ocasiones podamos nombrar como vacío, contiene toda esta cualidad que nombramos.


Este principio absoluto, que no podemos intelectualizar, ni dar un nombre que responda a lo que es, ni comprender mentalmente, pasa por ciclos de latencia inmanifestada y de manifestación, donde la creación de desenvuelve en sí misma y se crean los universos y la vida tal y como la conocemos.


Cuando ese principio absoluto es latente e inmanifestado, en algunos linajes tántricos, tradicionalmente es llamado ShivaShakti. Lo que parece que son dos conceptos, no son más que uno, en unión divina.



Se dice metafóricamente: cuando Shiva se gira sobre sí mismo a contemplarse, es Shakti. Y Shakti es así el rostro de Shiva.



El nombre de Shiva representa simbólicamente la pura conciencia, el potencial creativo de ser toda la manifestación. El nombre de Shakti representa simbólicamente el poder creativo en acción.


Son el danzarín, y la danza.

El fuego y el humo, como imágenes tradicionales que son muy utilizadas.


Son el cuerpo y su poder creativo de manifestación. Se dice en shaktismo: sin Shakti Shiva es un cadáver.



Entonces, en etapa de latencia, Shiva Shakti laten unidos, un solo latido. Cuando surge el impulso de manifestación, Shiva, la pura conciencia, se gira sobre sí mismo a contemplarse, y ese juego de observarse en su propia acción, su movimiento, su expresión creativa, es el juego de Shakti que vivimos como seres humanos.



Toda la creación es Shakti, es poder creativo en movimiento, que es contemplado por Shiva.



Aquí responden a los nombres de un principio cosmogónico unificado y absoluto, que en un momento parece, parece, que se divide para vivir la manifestación. Y digo parece porque en esencia nunca se separaron, y el juego de manifestarse tiene esa peculiaridad de en momentos parecer que se da en separación.


Es por eso que los Tantras, los textos antiguos de tradición tántrica, suelen ser en diálogo de dos, Shiva Shakti, que tomamos como amantes, porque el amor es su esencia y la unión sexual el símbolo del recuerdo de su indivisibilidad.


En los Tantras, Shakti y Shiva, a través del diálogo, conversan sobre cómo volver a sentirse en unión, como recordar que nunca se separaron, aunque vivan un encantamiento que hace creer que si.


Este poder de ocultar la esencia de unión es el poder de Mahamaya, uno de los poderes de la Shakti para los linajes Shaktas.



La Shakti, o la Maha Devi como también es nombrada, tiene 5 grandes poderes. Esto lo encontramos en diferentes textos, como el Devi Mahatmya.



Poder de crear, preservar, transformar, ocultar y revelar. Bajo el influjo de estos 5 poderes se mueve toda la Existencia.


Para el Shivaísmo, estos 5 poderes se atribuyen a Shiva.


Pero en profundidad, es irrelevante si lo atribuímos a una u a otro. Primero, porque son solo nombres que están tratando de nombrar principios de vida. Lo importante es conectar con la esencia de lo que nos transmite el nombre, lo que hay más allá del nombre, más allá de la forma.


Y segundo, porque además, cuando hablamos de Shiva Shakti, ya sea en linajes Shivaístas, como en linajes Shaktas, Shiva Shakti siempre están en unión. Cuando nombramos a Shakti, estamos hablando siempre de Shiva también, y cuando hablamos de Shiva, está Shakti siempre con él.


Esto se refleja en la mitología a través de sus historias de amor a través de los diferentes avatares o formas que toman cuando se encarnan en la tierra.




Creo que una vez explicado este mapa, podemos ver que no tiene nada de sentido atribuir que los hombres son Shiva y las mujeres somos Shakti.


El hecho de que tradicionalmente se haya atribuído que el principio dual de manifestación es masculino y femenino, y haya tomado la forma antropomórfica en los arquetipos y mitologías en lo que conocemos como cuerpos con características atribuidas a los hombres y a las mujeres, no quieres decir, cuando hacemos un estudio más riguroso, que correspondan a estos dos sexos.


El principio arquetípico que expresa la unión de ambos principios es Ardhanariswara, un ser andrógino que se conforma con un cuerpo mitad hombre mitad mujer. Pero esto es solo una representación simbólica, un intento de acercar a nuestras mentes un principio filosófico y cosmogónico.



Ardhanariswara es la esencia de Shiva Shakti, la esencia de toda la creación.



Las prácticas, tradicionalmente, conectan con estos principios arquetípicos de vida para activarlos, hacerlos conscientes. Y todos los seres humanos, en el camino evolutivo, a nivel de practicantes, podemos una atención consciente en ambos principios y su unión dentro, interno. El camino evolutivo es individual, siempre.


Puede estar acompañado de otros seres, pero en esencia es individual. Y el juego consiste en darse cuenta de la pura conciencia que soy viviendo un proceso creativo de vida. Esto, hablando quizá en una simplificación escesiva, es el camino de la liberación.


Y podemos nombrarlo como realizar a Shiva, la pura conciencia, y a Shakti, el poder creativo que soy, internamente.



Cuando hablamos que realizar a Shiva Shakti es un proceso de liberación, sería ¿liberación de qué? De mis propias creencias, condicionamientos y ataduras internos.



Y bajo mi punto de vista, creer que los hombres son la pura conciencia de Shiva y las mujeres la expresión creativa y emocional de Shakti es una creencia limitada en el camino, que además excluye toda una expresión de vida creativa muy extensa que habita la tierra en este momento.


Considero más útil considerar la expresión unificada que soy de eso que llamamos Shiva Shakti, reconectando y recordando la conciencia pura que me habita, la capacidad de contemplar la vida desde la quietud interna, en calma, viviendo el potencial creativo de expresión y manifestación que somos, como vida que somos. Unificar ambos principios de vida a través de la experiencia cotidiana.



Vivir, darme cuenta que soy, ser Shiva Shakti.



¿Y esto cómo se hace?


En Tantra Tradicional nos recordamos que somos practicantes. La práctica se convierte así en un vehículo para ir realizando esto, que ya está sucediendo en nuestra experiencia, y que de alguna manera no nos damos cuenta conscientemente que sucede.


No necesitamos llegar a ser esa pura conciencia, no ese poder creativo, porque ya lo somos. Para ello el Tantra Tradicional tiene una variedad de tecnologías y técnicas para entrenar esa conciencia, realizarla, e ir abriendo claridad mental necesaria para verlo.


Pueden ser meditación con Istha Devatas, expresiones arquetípicas de la divinidad, con yantras, mantras, mudras, rituales o pujas, prácticas externas (visibles) o internas o secretas, pranayamas…


Algunas tradiciones o linajes son lo que llamamos, de vía directa, donde no hay técnicas, y el único recuerdo necesario es saber que yo soy esa conciencia pura manifestada. Otro linajes si tienen técnicas y es lo que llamamos un camino progresivo de clarificación, purificación y realización de lo que soy.


Ambas vías tienen diferencias en cuanto al cómo, al camino. Y en esencia, abren a lo mismo. A la misma realización y recuerdo de la esencia, del estado natural del ser.


...


Texto redactado por Martha Tena.Si deseas compartir estos contenidos parcial o totalmente, te pido que nombres y enlaces la fuente, de tal manera que podamos construir un tejido de conciencia que se enriquezca a sí mismo y crezca.


Gracias por cuidar este espacio.


Mi agradecimiento profundo por la imagen de Shiva Shakti. Fuente: Yogesh (pexels).


¿Estamos en contacto?

Envío newsletter periódicamente

 con ofrendas y novedades. 

Agradezco de corazón tu confianza. 

bottom of page